Noticias

Vea las novedades del mercado inmobiliario

Casas Rurales y Viviendas Turísticas de Alojamiento Rural.

salón-turismo-rural

¿ Qué es una Casa Rural, a efectos turisticos?:

Son edificaciones situadas en el medio rural que presentan especiales características de construcción, ubicación y tipicidad; prestan servicios de alojamiento y otros complementarios. Legalmente deben figurar  inscritas, como tales, en el Registro de Turismo de Andalucía. Capacidad máxima de alojamiento, 20 personas.

¿ Qué es una Vivienda Turística de Alojamiento Rural (VTAR) ?:

Son aquellas  que están situadas en el medio rural en las que se preste únicamente el servicio de alojamiento, y que son ofertadas al público, para su utilización temporal u ocasional, con fines turísticos, una o más veces a lo largo del año, sin que en ningún caso la prestación del servicio exceda, en conjunto, de tres meses al año. Además de estas condiciones, las viviendas turísticas de alojamiento rural deberán cumplir otros requisitos mínimos de infraestructura.

En primer lugar y por una parte, aunque ambos tipos de alojamientos – sobre todo la casas rurales básicas- comparten los mismos requisitos mínimos y prescripciones específicas, tienen jurídicamente importantes diferencias: Pues, mientras la actividad de casa rural básica es considerada una actividad empresarial pura y dura, la actividad de vivienda turística de alojamiento rural es (a pesar de tener, también, un carácter económico) simplemente una actividad privada, de explotación de inmuebles.

En segundo lugar, fiscalmente, tienen diferentes tratamientos: ya que los rendimientos de las casas rurales se estiman rendimientos empresariales, (dicho de otro modo, tributan  en régimen de IVA o de módulos; por lo tanto, emiten facturas) con las consecuencias fiscales que ello conlleva, desde la necesidad de comunicación a la AEAT del inicio de dicha actividad económica, a través del modelo 036 ó 037, hasta el cumplimiento de las obligaciones fiscales trimestrales y anuales propias de toda actividad empresarial.

Por  contra, los rendimientos de las viviendas turísticas de alojamiento rural  (VTAR) se catalogan como rendimientos inmobiliarios, ( esto es,tributan por rendimientos de patrimonio) y con tal naturaleza, deben ser declarados a la AEAT: Teniendo, en su consecuencia, el tratamiento propio de dichos rendimientos, similares, por lo tanto, a los que derivan de los arrendamientos urbanos, sin que sea necesario tramitar ninguna comunicación de alta.

OBLIGACIONES LABORALES Y DE SEGURIDAD SOCIAL.

Con respecto a las obligaciones laborales y de seguridad social, también existen importantes diferencias, ya que para la explotación de las casas rurales se exige el alta en la Seguridad Social de, al menos, una persona en el régimen especial de trabajadores por cuenta propia o autónomos (RETA). Sin embargo, dicho requisito, en principio, no es necesario respecto a los titulares de viviendas de alojamiento rural, al faltar en dicha actividad el requisito de la habitualidad, pues, como ya se ha expuesto antes, solo pueden explotarse con la normativa vigente un total de tres meses a lo largo del año.

El equipo de IMPROAL trabaja con total garantía y profesionalidad  con unos precios muy competitivos para que el cliente se  despreocupe totalmente de la gestión, comercialización y entrega de llaves; así como de todas las tareas de limpieza y cuidado que necesita la propiedad.  En IMPROAL , nos encargamos directamente  de todo el  proceso de identificación y comunicación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de los viajeros que se alojaban en una vivienda turística, requisito obligatorio que se exige a propietarios y gestores desde que entró en vigor el Decreto VFT en Mayo 2016. A  efectos de control y evitar sanciones no deseadas.

¡¡¡¡ LE ASESORAMOS Y AYUDAMOS EN TODO LO NECESARIO.!!!!

En este sentido, dependiendo del concreto municipio andaluz en el que se encuentre la vivienda turística, el proceso de identificación de viajeros lo gestiona el área de Participación Ciudadana de la Policía Nacional, al que se deberá acudir en primer lugar, si hubiere; o, en su defecto, y si así se lo comunican en la comisaría, a las dependencias de la Guardia Civil.

PROCESO DE COMUNICACIÓN.

En este proceso de comunicación, se debe distinguir tres  aspectos muy importantes:

  1. Normativa: Obligaciones y Sanciones.

El propietario o gestor está legalmente obligado a identificar a todas los viajeros mayores de 16 años. Asimismo a rellenar un “Parte de Hospederías”, confeccionar un Libro-Registro de Viajeros y comunicar la entrada en las 24 horas siguientes a la Policía Local, Nacional o Guardia Civil, según el municipio o circunscripción que corresponda a la ubicación de la vivienda.

 

Por su parte, cada viajero solamente tiene obligación de firmar el parte de entrada.

 

No cumplir con estas obligaciones legales puede acarrear sanciones que van desde los 600€ hasta los 30.000€, dependiendo si es una falta leve o grave (L.O 4/2015).

  2. Acreditación: Aportación de documentación.

Los propietarios o gestores de viviendas turísticas deben acreditarse como tal, únicamente de forma presencial, en la Comisaría Nacional de Policía a la que esté circunscrita la vivienda. Para ello, deberán aportar la siguiente documentación, tanto original como fotocopia:

  • Escritura o nota simple y, en su caso, contrato de gestión de la vivienda.
  • Declaración Responsable de la actividad presentada en el Registro de Turismo.
  • Documento de identidad del compareciente (propietario o gestor y, en su caso, autorizaciones de representación).

Habilitación en la aplicación policial correspondiente.

Se tiene que realizar un alta en la aplicación de la Policía por cada vivienda, conjunto de viviendas en un mismo edificio o conjunto de viviendas gestionadas por un mismo titular o gestor, al que se asignará un código único de identificación así como una contraseña para acceder al Sistema de Hoteles, desde el que se podrán comunicar los hospedajes de forma telemática mediante grabación directa de cada viajero o enviando un fichero con todas las entradas del día.

Una vez dado de alta en la aplicación policial, se puede acceder al sistema para enviar partes de entrada de viajeros a las correspondientes enlacesde la Policia y Guaradia Civil.

  3. Gestión: Parte de Hospederías.

       El propietario o gestor está obligado legalmente a  recoger los datos de identificación de todos los viajeros mayores de 16 años que se alojen en una vivienda turística. Deberán ajustarse al modelo ofrecido por el Ministerio de Interior o generar uno que recoja exactamente la misma información del viajero: Nombre, Apellidos, Número de Documento de Identidad, Tipo de Documento, Fecha de Nacimiento, Sexo, Nacionalidad y Fecha de Entrada. Este parte, también, debe llevar el número de identificación, nombre, apellidos y firma del propietario o gestor.

  COMUNICACIÓN DE DATOS A LAS DEPENDENCIAS POLICIALES COMPETENTES.

Los establecimientos tienen la obligación legal de  comunicar, a las dependencias policiales correspondientes, la información contenida en las Hojas-Registro, por cualquiera de los siguientes sistemas:

  1. Presentando directamente o cursando por correo a la Comisaría de Policía o, en su defecto, al Puesto de la Guardia Civil que corresponda, dos copias de la hoja-registro, una de los cuales quedará en la dependencia policial y la otra, convenientemente sellada, se devolverá al establecimiento como acreditación del cumplimiento de su obligación.
    La remisión de las copias de las hojas-registro por correo únicamente podrá efectuarse en caso de establecimientos situados en municipios en que no existan dependencias policiales.
  2. Transmitiendo mediante fax a la Comisaría de Policía o, en defecto de ésta, a la Comandancia de la Guardia Civil correspondiente, la información contenida en las hojas-registro o un listado de dicha información, siempre que aquéllas cuenten con los medios de recepción idóneos y tengan capacidad funcional para ello.
    Recibida la información, la Comisaría de Policía o, en su caso, la Comandancia de la Guardia Civil, acreditarán a los establecimientos dicha recepción, bien mediante el envío a aquéllos de un fax acusando recibo de la información comunicada, bien remitiéndoles por correo una copia convenientemente sellada.
  3. Entregando directamente en las correspondientes dependencias policiales los soportes magnéticos que contengan la información requerida, siempre que tales dependencias estén dotadas de medios informáticos idóneos para su recepción y tratamiento.
    Dichas dependencias entregarán a los establecimientos un documento acreditativo de la recepción de la información contenida en los soportes magnéticos y los devolverán al respectivo establecimiento.
  4. Mediante transmisión de ficheros vía Internet al Centro de Proceso de Datos de la Dirección General de la Policía o de la Dirección General de la Guardia Civil, según el caso, que darán por recibida la información por el mismo sistema.  A través de las direcciones de  internert correspondientes.

     La utilización de cualquiera de los sistemas señalados NO EXIME  de la obligación de cumplimentar el parte, de su firma por el alojado y de la confección del libro-registro correspondiente.

Los establecimientos deberán proponer, a las correspondientes dependencias policiales, el sistema de entre los señalados, que utilizarán como medio habitual de comunicación de la información.

 

Estos partes podrán enviarse a la Policía Local, Nacional o Guardia Civil, según corresponda, a través de uno de los canales indicados , y en las 24 horas siguientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducir »